Home Noticias Hermanas Dominicas La Hna. Inés Mercedes ha vivido su paso hacia la Casa del Padre

Sección reservada



La Hna. Inés Mercedes ha vivido su paso hacia la Casa del Padre
Viernes 06 de Mayo de 2011 13:15

La Hna. Inés ha sido Priora de la Congregación de la Hna Fabiola. Publicamos esta Carta de la Superiora General Hna. Monique Colrat, para compartir el dolor de la Hna. Fabiola en este momento. Cali, 30 de Abril 2011, “ Yo sé en quien he puesto mi fe y tengo la seguridad que El tiene el poder de guardar hasta ese día, el depósito que me ha sido confiado. ”  2 Tim 1,12 Queridas Hermanas: El acontecimiento que nos reúne alrededor de la mesa del Señor habla al corazón de cada Hermana y de la Congregación entera.

Sin esperar el final de la primera semana de Pascua, Hermana Inés Mercedes Mejía Toro ha vivido su paso hacia la Casa del Padre. La rapidez de su ida nos ha sorprendido y al mismo tiempo nos convoca de los cuatro continentes, a una misma comunión y fervor, para alabar y bendecir al Señor por su vida entregada al servicio del Reino en la Congregación.

Hermana Inés Mercedes nació en Sonsón (Antioquia) Colombia, el 3 de Abril  1933, en una familia cristiana que ha moldeado su personalidad humana, arraigándola en la fe y el amor a la Iglesia.

Entró en la Congregación en 1951 en Medellín, e hizo su primera profesión el 3 de Febrero 1954. Después de varios envíos misioneros para trabajar en educación y formación, se le pidió venir a Francia con el fin de estudiar psicología en París.

Al regresar a Colombia fue nombrada Maestra de Novicias  en la Provincia de Manizales, luego fue  elegida  Superiora Provincial en 1975. Asumió esta responsabilidad con generosidad, entrega y con adhesión total al Carisma Dominicano de Marie Poussepin.

Elegida Superiora General en 1979, la primera de nacionalidad colombiana, su participación marcada por un espíritu claro en la expresión de sus convicciones, la abrió a otros intercambios y responsabilidades en la vida religiosa: en la UISG (Unión Internacional de Superioras Generales), en el Consejo de los Dieciséis y aún en el Consejo Pontifical Cor Unum y en el Consejo para América Latina.

El Capítulo General de 1989, marcado por la peregrinación o “paso de Dourdan a Sainville” la reeligió para un tercer mandato.

Sus 15 años de generalato fueron tan ricos que es imposible describir todo lo que se vivió, recordamos solamente que fue un tiempo fuerte: de expansión misionera pues abrió  la misión de las Hermanas en 12 nuevos países, insistiendo particularmente sobre las necesidades de las parroquias y haciendo fundaciones  que se orientaban siempre hacia los más pobres y los más necesitados, desde el punto de vista social y cristiano.

Para el bien de la Congregación, Hermana Inés Mercedes supo llevar hasta feliz término, la aprobación de las Constituciones en 1992 y ha desarrolló el Derecho Particular con sus dos Documentos principales: sobre el Gobierno con Marie Poussepin y su Comunidad  y la formación con la RatioFormationis.

 

Ella procedió, bien sea a reagrupar las Provincias como a erigir nuevas estructuras, cuando la solidez de la vida de las comunidades y la fuerza de la misión estaban en juego. Organizó el servicio de Información y de Comunicación para mantener el interés general y la comunión de una Congregación tan extendida.

 

Dio un nuevo impulso a la formación. Reconociendo el valor de cada persona, sea mayor o joven, ella impulsó su proceso con la elaboración y la puesta en marcha de la Ratio Formationis. Consciente del valor de las “fuentes” de Sainville, Dourdan y la Bretèche, Hermana Inés Mercedes creó el Centro de Estudio Marie Poussepin, para arraigar el valor del Proyecto de Marie Poussepin y su significación en la Iglesia de hoy: una vida apostólica dominicana al servicio de la Caridad.

 

Gracias a la Comunidad de Sainville, Hermana Inés Mercedes pudo consagrar sus últimos años no solamente al acompañamiento de las Hermanas, reconocido por todos los grupos del CEMP, sino también a un compromiso continuo con la formación diocesana y parroquial.

 

Durante largos años ella siguió con gran cuidado y mucha paciencia, el proceso de Beatificación de Marie Poussepin que se concluyó para la alegría de todas, el 20 de Noviembre de 1994, en el momento de pasar su responsabilidad como Superiora General, signo de una mirada bondadosa de nuestra Fundadora por su abnegación en la Obra de la Providencia.

 

Guardamos de Hermana Inés Mercedes, el recuerdo de  una persona habitada por la Palabra y abierta a la novedad de Dios y del mundo. Es una Hermana que supo conjugar la actividad intensa y la contemplación, la exigencia y la misericordia, la tradición y la creatividad, con una mirada amplia sobre la evolución de las costumbres sociales: diversidad y pluriculturalidad, relaciones cortas y nuevos medios de comunicaciones, sin olvidar la apreciación de las cosas más sencillas…El ejemplo de su vida nos conduce por el camino de la búsqueda del Señor y de una vida entregada sin medida que transmite fuerza, coraje y esperanza.

 

Desde Colombia nos unimos a ustedes por la oración y el cariño: Hermanas y Frailes de la Orden, Sacerdotes y Laicos…estamos muy unidas a su familia, especialmente a Hermanas Marina y Laura María, su hermano Victo y su hermana María Victoria; nuestra comunión con Hermana Inés Mercedes tiene ahora un sabor de eternidad. Estamos seguras que en la nueva Casa del Padre, ella nos acompañará para continuar ese camino de la caridad en la fidelidad.

 

Sr. Monique Colrat,

Superiora General y  todas las Hermanas del Consejo General y de la administración.

 

Asamblea General DSI 2013

La Nueva Evangelización y
nuestra misión dominicana hoy

Ver las fotos

Leer los documentos

Promotora internacional de Justicia y Paz, de DSI

 

 

Noticias de las actividades de JP

Estadísticas

Clics de vista de contenido : 463864